jueves, diciembre 04, 2008

Cambio de palabras

La segunda edición de Cambio de palabras (Tierra Nueva Editores), de César Hildebrandt, se presentará este jueves a las ocho y media de la noche en la Feria Ricardo Palma. Acompañarán al autor César Lévano, Pedro Salinas y Jaime Vásquez. Como informó este blog hace unos días, esta versión de Cambio de palabras cuenta con seis fotografías de archivo y cinco textos nuevos: conversaciones con Julio Cortázar, Manuel Scorza (una bronca memorable), Javier Valle Riestra y Mario Vargas Llosa, y un colofón titulado «Así se hace una entrevista».
La carátula que acompaña este post es obra de Christian Bendayán.
Lo que sigue es un extracto del prólogo de Hildebrandt:
Releyendo algunas de las entrevistas de esta segunda edición compruebo, además, que la política peruana se quedó sin repuestos. A Sánchez lo sucedió don Nadie, a Townsend le tomó la posta el silencio, a Pedro Beltrán lo heredó la Confiep, de Barrantes solo quedaron viudas. Cambio de palabras no podría haberse hecho ahora por falta de elenco. Cuando escucho a muchos de los congresistas balbucear desde sus escaños una jerga brotada en sucesivas lobotomías, me digo que tuve, como muchos, la suerte de asistir a un país mejor educado. Suerte relativa, por supuesto, porque junto con ella viene algo parecido a la melancolía.
Si alguien me preguntara si hubo un par de entrevistas que me gustaría volver a hacer diría, previsiblemente quizá, que esas son las de Borges y Juan Gonzalo Rose. Uno instalado en la erudición y el otro en el desasosiego, ambos me demostraron que tal vez elegí mal cuando opté por la entrevista política. Hoy no haría eso. Los políticos ya no son primos de la cultura ni lectores con los que tratar una agenda que esté más allá de lo contingente.

3 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Somos un pais huerfano de ideas, por eso no existe ningun relevo de los mencionados politicos. Es triste, pero es la realidad.

Un saludo.

Gio.

Juan Carlos Bondy dijo...

Razón no te falta, Giovanni.
Saludos cordiales.

El Dueño de los Cajones dijo...

Excelente dato!
Los buenos contenidos no son a veces mucho sin un buen entrevistador.

saludos.