lunes, abril 09, 2007

40 años del Sgt. Pepper's

El llamado "disco más influyente de la historia del rock", Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band, de los Beatles, cumplirá en junio 40 años de vida con un homenaje particularmente atractivo: al menos diez famosas bandas grabarán versiones del álbum y la radio británica BBC se encargará de difundirlas. La lista incluye a grupos fabulosos, como The Killers (en la foto), Travis y los Kaiser Chiefs, que serán acompañados por Razorlight, James Morrison, The Fratellis y, como no podía ser de otra manera, por los Oasis, beneficiados directos de la herencia beatle.
Los organizadores, encabezados por Geoff Emerick, ingeniero de sonido del Sgt. Pepper's, esperan contar con el ex Beatle Paul McCartney y con los U2, que interpretaron la canción "Sgt. Peppers..." en el último Live 8 de Londres. El álbum contiene temas imprescindibles como "Lucy In The Sky With Diamonds" (crucemos los dedos para que lo toque The Killers), "When I'm Sixty-Four" y "A Day In The Life". A esperar hasta junio entonces.

13 comentarios:

Jen Frulita dijo...

El sgt es mi disco favorito de los Beatles, y de hecho, creo que es el más alucinado, para muestra ver los videos de Strawberry Fields o Penny Lane que fue el single que salió o el viaje en LSD de A day in the Life....
me muero de ganas de oír las nuevas versiones.

Mariano Orosco Zumarán dijo...

Juan Carlos:

No olvidemos que este año también se cumplen cuarenta de "The piper at the gates of dawn", el primer álbum de Pink Floyd.

Sé que las comparaciones son odiosas, pero muchos entendidos afirman que el disco de Pink Floyd ha soportado el paso del tiempo con mayor dignidad. Mejor dicho, no ha envejecido un ápice a lo largo de cuatro décadas... algo que no me atrevería a decir de la producción de los Beatles.

El "Sargento Pimienta" tuvo sus quince minutos (por decirlo de alguna manera) y es un hecho que cumplió un papel relevante desde el mismo día en que se puso a la venta, tanto a nivel musical como sociocultural. Pero las canciones que lo componen (con la honrosísima excepción de "Un día en la vida") hoy lucen como bellísimos objetos en la vitrina de una tienda de antigüedades.

En cambio los temas del primer elepé de Pink Floyd han ganado prestancia con cada año transcurrido. Su música suena tan fresca como cuando se editó (recordemos que "Sgt. Pepper's..." y "The piper..." se grabaron prácticamente al mismo tiempo, y los miembros de ambos grupos incluso se cruzaron más de una vez en los pasillos de los estudios Abbey Road) y la lección de talento, ingenio e imaginación de cada una de sus once canciones ha sido plenamente aprovechada por las generaciones posteriores de músicos.

En todo caso, dejo constancia de mi profundo aprecio por la música de Los Beatles (John Lennon fue un genio y su música no morirá nunca) y por lo que se considera su obra cumbre. Pero añado que el Pink Floyd de Syd Barret merece ser invitado a la fiesta del Sargento Pimienta, a la que, de todas maneras, debe ingresar por la puerta grande.

Celebremos el aniversario de dos obras maestras y aprovechemos la ocasión para redescubrir sus melodías. Quién sabe, tal vez nos topemos con alguna sorpresa.

Mariano Orosco Zumarán

Anónimo dijo...

ese Orozco no sabe nada de música. Sí ha demostrado saber pasarle franela a los discos y a los bloggers, como se ha visto en Puente Aéreo. Arrastradazo!

Alfredo B. E.

Mariano Orosco Zumarán dijo...

Estimado "Alfredo B. E.":

En cuanto a lo primero que señalas en tu breve intervención, me limitaré a repetir una trillada pero efectiva frase: "De gustos y colores no han escrito los autores".

Con respecto a lo segundo, no uso la franela para limpiar mis discos (se rayarían); tampoco la utilizo para sacar brillo a los galones o botas de ningún blogger (en ese caso, el rayado sería yo).

Lo único que he hecho hasta el momento es opinar (no sólo en Puente Aéreo sino también en El Útero de Marita o, hace ya casi un año, en Puerto "El Hueco"), sobre todo acerca de la mediocridad reinante en la gran mayoría de nuestros medios de prensa. No sabía que a eso le llamaban ser arrastrado. Una más para mi libro.

Muchas gracias por darte el tiempo de ilustrarme (a mí y todos los que visitan esta página). Hasta la próxima.

Mariano Orosco Zumarán

Juan Carlos Bondy dijo...

Jen, mi disco favorito de los Beatles no es precisamente este, sino el Rubber Soul y sobre todo el Album Blanco ("Helter Skelter", "Revolution", "Dear Prudence"). Pero aun así el Sgt. Peppers es de cabecera. Estamos en contacto.
Mariano, como bien dices, "de gustos y colores no han escrito los autores". Te soy sincero, lo único que puedo escuchar de Pink Floyd sin caerme de sueño es The Dark Side of the Moon. Varios amigos, fanáticos de Pink Floyd hasta el tuétano, han estado a punto de ahorcarme por ese motivo. Creo que en este punto no coincidimos tanto, pero nos queda El mundo según Garp para seguir con nuestras coincidencias. A pesar de eso sigo con atención tus crónicas sobre el concierto de Roger Waters, escritas a la vez con gran efervescencia y refinado entusiasmo. Un abrazo.

Mariano Orosco Zumarán dijo...

Juan Carlos:

Muchas gracias por lo que que manifiestas con respecto a mis textos. En cuanto a la música —de los Beatles, Pink Floyd o quien sea—, ya sabemos que nunca nos pondremos de acuerdo. Cada uno, por diversos motivos, tiene a su grupo (o grupos) de cabecera.

La redacción de mi crónica del concierto de Waters me resultó más prolongada de lo que esperaba, no tanto por el inevitable problema del tiempo como por el nivel de exigencia que trato de aplicar a todo lo que escribo (que tenga éxito o no en esto último ya es otro cantar, o, en todo caso, son mis escasos lectores quienes deben señalarlo).

Gracias de nuevo por tu tiempo. Seguimos en contacto.

Mariano

Jen Frulita dijo...

Rubber Soul... genial también, el precursor de Sgt. Hay que entender el Sgt como un disco experimental - creo yo - pues rompió con lo que hacían antes, pero como digo, en el Rubber ya se veía venir algo así.

Mi otro disco es el Abbey Road... quizás después el blanco.
Saludos

Cid Charles dijo...

Me permito añadir a este recuerdo el histriónico y fílmico gaffe de Peter Frampton y los Bee Gees de 1978, cuando relanzan el "Sgt. Pepper's" mediante una cinta de muy poco provecho, pero en cuya banda sonora destacan -además de casi todos los temas del álbum original menos 'Day In The Life', muy dignamente)- las muy meritorias participaciones musicales de Earth, Wind & Fire ('Got To Get You Into My Life'), Robin Gibb solo ('Oh! Darling'), Aerosmith ('Come Together'), Denis Farina ('Here Comes The Sun') y de modo bastante destacable, 'The Long & Winding Road' en la voz del propio Frampton.

Empero, ni me tomo a pecho los aniversarios (que no son más que el conteo de las vueltas que da una piedra alrededor de una bola eternamente incandescente) ni la relevancia casi mística de los ídolos que algunos de sus fanáticos creen descubrir -babeantes y estupefactos- en supuestas influencias o legados musicales. Para mí la música es como la literatura y ciertos erizos (a decir de Anthony Bourdain): o te gustan o no te gustan... ¡listo! ¡Tanta huevada!...

elias dijo...

Sublime, El Pepper es sin lugar a dudas un disco alucinante, maravilloso y único. Larga Vida al Sargento y a la banda más importante de la historia de la música.

Camilo in the material world dijo...

Orozco..estas muy equivocado

Para que tengas en conocimiento..el sgt pepper es una proeza musical y tecnica..es un disco que se adelanto muchisimo a su epoca..y hasta ahora luce igual de fresco como en sus primeros dias..
Desde el inicio del disco con la poderosa bateria y la super guitarra de george...se ve q el disco es de lo mejor.
El problema es q si estas encasillado en un estilo de musica..nunca vas a tener una opinion objetiva.
Yo por mi parte tengo tantos discos de Pink Floyd (kien tambien es de mis favoritos) como de the beatles....
Pero hay q saber reconocer...lo q el sgt pepper..representó, representa, y seguira representando en la historia musical en general.

Gonzalo Del Rosario dijo...

El "Sgt Pepper's lonely hearts club band" de THE BEATLES es el álbum que cambió el destino de la música.
Me atrevo a decir que no hubiese sido la misma sin él, mejor dicho sin ellos.

No creo que exista otro grupo de rock tan influyente con THE BEATLES y de similar trascendencia. Que los conozcan hasta en nuestra serranía y amazonía peruana; y que sus temas sean interpretados incluso en misas, da fe de ello. Por supuesto que no los del Pepper (si hay una misa que toque los temas del Pepper les aseguro que voy a estar allí de todas maneras).

Para mí el Sgt Pepper representa, más que un álbum de rock, todo un evento cultural el cual abrió la puerta a la música pop contemporánea.

Juanjo dijo...

¿disco envejecido? ¿solo tuvo 15 minutos? mucho lsd en tu cerebro ah

Mario Daniel dijo...

Orozco! Orozco! Donde estarás ahora. Orozquito mío! Puishiño! Donde lamerás tu pelotudo amor propio después de lo que tu verborragia te ha devuelto!. Acabo de leer tu "opinión" sobre el Sargento y los Beatles y no paro de tener pensamientos divertidos. Por supuesto de tu opinión. ¡Que despiste magistral!
Lo que te admito es que puede gustarte más el disco de los Pink. Pero que uno sea mejor que el otro… el arte no es “medible”. El ranking solo marca niveles de compra.
Que los Pink fueron "progresivos" no cabe duda. Que los Beatles “comerciales”... tampoco. Pero de lo que no hay dudas es que ambos superaron la barrera de lo mediocre yendo a ese cielo de lo "genial" al que solo llegan algunos. Pero lo que el tiempo ha hecho (y lo hace magistralmente) es llevar las cosas fuera del la circunstancias personales de sus autores y darles una dimensión más universal.
Comparar la música es absurdo. Tener "grupos de cabecera" también muestra un poco de inteligencia adolescente (aunque tengas 80 pirulos). El consuelo es que alguna vez se madura. La cabecera de la música es LA MÚSICA misma. Y esta hay 1) la que te gusta y 2) la que no... Y como los compositores son humanos tienen cosas geniales, buenas, mediocres, malas, horribles. (Obladí obladá - como se escriba me basta). Y ese engendro de los Pink donde hacen aullar a un pobre perro es otro. Roger Waters pretendió ser el Señor Pink Floyd. Hasta el chancho se adjudicó. Y David le puso pelotas al chanchito y se calló la boca. El tiempo largamente ha demostrado que David Gilmour "es" Pink Floyd aunque es tan humilde que nunca buscó ese título. Las opiniones personal NO SON LA VERDAD. Como dice un temita en inglés (de George Harrison) TODO DEBE CAMBIAR... y los gustos cambian. Y desde este momento queda obsoleta la la frasezuela: “Nada hay escrito sobre gustos”. Hay tradados interminables sobre como componer música Occidental (Primera Escuela de Viena por ejemplo) Además YO acabo de hacerlo y por tanto nadie use más ese sofisma (artificio por demás barato) para justificar sus argumentos grises, mezquinos y sin base. Chau Orozco. Báñate con Pancután! Fregate con Pergalén! Y Ojala leas esto! jajajaja