miércoles, marzo 08, 2006

Rushdie y Padma Lakshmi

En un post anterior mencioné a Siri Hustvedt, la bellísima esposa de Paul Auster. Siri, también escritora, ha publicado recientemente Todo cuanto amé; su obra maestra, según palabras del Tiramillas. ¿Qué otros autores han tenido como pareja a una mujer guapa? El caso más conocido es el de Arthur Miller, que estuvo casado con Marilyn Monroe y se dio el lujo de aburrirse de ella cuatro años después. Miller se vinculó luego con la fotógrafa austriaca Inge Morath, con quien al parecer tenía muchos más temas de conversación. La esposa de Camilo José Cela, Marina Castaño, mucho menor que él, tampoco estaba nada mal. Pero quien se lleva el premio gordo es Salman Rushdie, casado en cuartas nupcias con Padma Lakshmi, top model y actriz de profesión, linda por donde se le mire. Para quienes no la conocen, les presento a Padma en la fotografía de la izquierda. De nada.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

LA verdad que esta ziquisima (sic)!!

Anónimo dijo...

Es una hermosa mujer en efecto. Para aquellos mayores de edad que quieran verla completa, ir a:
http://isidoro3.interfree.it/padma/isiscan%40vipitalia_padma_lakshmi003.jpg
De nada.

Los Hijos Negados Del Dr. No dijo...

Padma Lakshmi, luz de donde el sol la toma ... ahora entiendo porqué el buen Rushdie no tiene ningún problema en pelearse con medio mundo.
Augusto Effio O.
P.D.: Juan Carlos, como van tus versos satánicos?

Anónimo dijo...

He visitado sitios con la foto de la mujer de Auster y la verdad es que tiene mérito. No por ser atractiva, que lo es, sino por haber salvado la vida a su marido. Según la respuesta de él en una entrevista con motivo de la publicación de su último libro.
gerarddo

Anónimo dijo...

Ahora, decir que Marina Castaño no está mal...
A mí siempre me ha parecido una castaña. Y además, con intereses.
gerarddo

Juan Carlos Bondy dijo...

Augusto, mis versos satánicos están muy bien y te mandan muchos saludos :P
Gerardo, lo que ocurre es que cuando Cela llegó a Lima en julio de 1990, quedé impresionado con la mujer joven y alta que lo acompañaba. Con el tiempo me fui enterando de sus problemitas con, por ejemplo, la herencia de don Camilo, pero esa imagen que tengo de ella, a mis 17 años, difícilmente se me va a borrar.
Saludos.

Javier Munguía dijo...

Juan Carlos: es tu blog, además de agradable y bien escrito, bastante original: tiene el nombre bien puesto. Disfruto leyendo tus singulares notas. Saludos cordiales.

Juan Carlos Bondy dijo...

Gracias, Javier. Y ya sabes que el placer es mutuo. Disfruto mucho leyendo tus relatos y tus comentarios de libros y películas.
Un abrazo.